Hermanitas de los Desvalidos.
Hermanitas de los Desvalidos.
Hermanitas de los Desvalidos.
Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Barranquilla, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Belén, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Barranquilla, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Belén, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Belén, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Salgar, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Salgar, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Belén, Hermanitas de los Desvalidos.
Voluntarios, Hermanitas de los Desvalidos.
Voluntarios, Hermanitas de los Desvalidos.
Labor de las Hermanitas de los Desvalidos.

Admisión y Formación

  1. Las Superioras Mayores deben promover y coordinar la Pastoral Vocacional y la labor formativa. La responsabilidad es de todas las Hermanitas.
  2. Somos acogedores de las jóvenes que se interesen por visitar a los Huéspedes, más aún, si manifiestan interés por la vida religiosa. Las invitamos a pasar unas horas al día en el servicio desinteresado a los desvalidos. Las animamos a ver en ellos a Jesús mismo.
  3. Las Hermanitas directamente responsables de la formación, nombradas conforme al derecho, deben tener por lo menos treinta años de edad y seis votos  perpetuos en la Congregación.

Postulantado

  1. El Postulantado – tiempo de experiencia apostólica –, puede iniciarse individualmente o en grupo, en uno de los Hogares, bajo  la dirección de una Hermanita formadora. Desde él se inicia la formación doctrinal y hospitalaria.

    La postulante conviene con la Superiora Mayor sobre la cantidad de dinero que podría dar para cubrir los gastos ocasionados durante el Postulando y el Noviciado. Viste un uniforme sencillo y participa en la vida de la comunidad en la capilla y en el comedor.
    Los tres meses de preparación inmediata al Noviciado, permanece en la casa noviciado bajo la dirección de la Maestra de Novicias a fin de procurar una mayor integración.

Noviciado

  1. Son requisitos para la admisión válida al Noviciado, los determinados en el derecho universal (can. 613, 1)
    1. Tener por lo menos 17 años de edad.
    2. No estar ligada en matrimonio ni tener vínculo sagrado en otro instituto religioso o sociedad apostólica.
    3. No estar inducidas por la violencia, miedo grave o dolo, ni la Postulante ni la Superiora que la recibe.
    4. No haber ocultado a su familia su incorporación a un instituto de vida consagrada o a una sociedad de vida apostólica.
  2. Las postulantes deben solicitar por escrito su ingreso al Noviciado y presentar los siguientes certificados:
    1. Registro civil de nacimiento
    2. Partidas de bautismo y confirmación
    3. Certificado de buena conducta expedido recientemente por el Párroco, a no ser que la aspirante sea conocida por la superiora.
    4. Certificación de salud física y psíquica
    5. Y otros que la Superiora juzgue conveniente sobre la candidata o su familia.

      La candidata que es menor de edad según la ley civil, requiere el consentimiento escrito de sus padres o tutores con la declaración de que su hija o representada será recibida si no persevera en la Congregación.

  3. La separación de las Novicias respecto a los otros miembros de la Congregación no es rigurosa, pero debe ser suficiente para responder a las exigencias de la formación, que tendrá especial programa elaborado por la Madre General de acuerdo con las Maestras de formación.
  4. Si una novicia se halla en peligro de muerte, la Superiora Mayor puede darle permiso para emitir los votos, según la fórmula ordinaria y sin límite alguno de tiempo. Esta profesión no tiene efectos si recobra la salud, en cuyo caso deberá continuar su Noviciado que no se considera interrumpido a causa de la enfermedad.

Profesión religiosa

  1. Los primeros votos se hacen, por lo general, en la casa-Noviciado. La renovación de los votos, en la casa en donde reside la Hermanita. Los votos perpetuos, de ordinario en la Casa Madre, previa preparación especial durante varios meses.
  2. Para la validez en toda profesión se requiere:
    1. Que la admisión la haga la Superiora General según las Constituciones.
    2. Que la primera profesión temporal haya sido precedida almenos de cinco años de votos temporales.
    3. Que se exprese la profesión en términos formales y que se haga con entera voluntad.
    4. Que la reciba la Superiora legítima por sí misma o por su delegada.
  3. El expediente de la renovación de los votos y la profesión perpetua constará de la solicitud  remitida por la interesada a la Superiora general y de los informes de la Superiora provincial y local y de las Maestras de Formación.
  4. De todas las profesiones se levanta un acta firmada por la profesa y por la Superiora que recibe los votos. El acta se conserva en los archivos de la congregación.
  5. Tras la profesión perpetua de las Hermanitas, la Superiora Mayor respectiva envía la comunicación correspondiente a la parroquia en donde la Profesa fue bautizada, para el registro en el libro de bautismos.

Formación Permanente

  1. Cada hermanita debe secundar con responsabilidad las ocasiones que la congregación le ofrece para completar su formación o para actualizarse de modo que se favorezca el proceso continuado de identificación vocacional.
  2. Las Superioras Mayores podrán disponer que las hermanitas realicen algún estudio particular, según sus capacidades y las posibilidades congregacionales. También a ellas compete organizar cursos de renovación espiritual con la frecuencia, duración y oportunidad debidas, procurando la participación de todas las Hermanitas.
  3. En forma personal, cada hermanita pondrá todo su interés en perfeccionarse desde el punto de vista apostólico, espiritual y doctrinal. A este efecto, la biblioteca de la comunidad estará suficientemente provista. Leeremos libros serios que nos ayuden a mantenernos fieles a nuestra vocación.