Hermanitas de los Desvalidos.
Hermanitas de los Desvalidos.
Hermanitas de los Desvalidos.
Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Barranquilla, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Belén, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Barranquilla, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Belén, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Belén, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Salgar, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Salgar, Hermanitas de los Desvalidos.
Sede Belén, Hermanitas de los Desvalidos.
Voluntarios, Hermanitas de los Desvalidos.
Voluntarios, Hermanitas de los Desvalidos.
Labor de las Hermanitas de los Desvalidos.

Vida Comunitaria

Nuestra Vida Fraterna

Os doy un mandamiento nuevo:
Que os améis los unos a los otros.

Jn. 13, 34

  1. En cada una de nuestras comunidades queremos vivir, de verdad, el mandamiento de Jesús: “Que como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros”
    Nuestras relaciones en comunidad estarán impregnadas de respeto mutuo, humildad y simplicidad. La sencillez es lealtad hacia sí mismo para llegar a la limpidez en el trato, lo que nos abre el camino hacia el prójimo.
  2. Nuestra disponibilidad en comunidad implica una simplificación de nuestra existencia, no por el temor sino por la fe. Debemos evitar las cargas inútiles para mejor vivir los deberes de nuestra comunidad y de nuestro apostolado.
  3. En la transparencia del amor fraterno, debemos reconocer nuestros errores sin ponernos a discernir o a juzgar los de otras Hermanitas.
  4. Miraremos las antipatías como algo que puede destruir nuestro ideal de vida religiosa, al efecto evitaremos mezquinas controversias y continuas discusiones bajo cualquier motivo. Rechazaremos escuchar insinuaciones contra ningún miembro de la comunidad.
  5. Nuestra amistad y amor con Dios nos impone el deber de la reconciliación y de la reparación entre nosotras. A este fin tendremos cada mes el capítulo comunitario que nos ayuda a conocernos y amarnos más verdaderamente, reparando lo que en nuestra conducta haya podido disminuir el fervor común, sobre todo las faltas de caridad y humildad.
  6. En la búsqueda del bien podemos encontrarnos frente al deber de la corrección fraterna, lo que haremos únicamente después de haber orado, a solas, con la dulzura de Cristo. Nos convencemos de que nuestra oración y buen ejemplo pueden actuar mejor que muchas correcciones y consejos.
  7. En el Sacramento de la Reconciliación, Cristo nos da pruebas visibles y repetidas de su perdón para que obremos de igual manera entre nosotras, desechando la susceptibilidad o la decepción y abriéndonos, por el contrario, a un don sencillo, alegre y gratuito hacia nosotras.
  8. Nuestra caridad fraterna se extiende a nuestros padres y familia para quienes conservamos un afecto profundo que les ayude a comprender, por su calidad misma, el absoluto de nuestra vocación.

Jornada de Trabajo

Verificada por Dios

Tomad sobre vosotros mi yugo,
y aprended de mí que soy manso
y humilde de corazón.

Mt 11, 29

  1. En cada una de nuestras comunidades tenemos como modelo e ideal la perfecta vida de la familia de Jesús, María y José, en Nazaret, íntimamente unida en oración, trabajo y amor recíproco.
  2. A cada hora, la oración, el trabajo o el reposo conveniente: Todo orientado a Dios.
  3. Debemos tender a una gran continuidad en nuestro propio trabajo, respetando del trabajo de las otras Hermanitas, gracias al silencio.
    El silencio nos abre a la conversación con Dios y nos aproxima a María Santísima, perfecta escucha del Espíritu Santo; nos hace evitar las faltas de caridad y nos vuelve más disponibles para servir a la humanidad. Este silencio es una necesidad, por amor, para las hermanitas que oran, leen o toman el descanso requerido.
  4. Nuestra oración es verdadera si sabemos aceptar la jornada y comprometernos con sus exigencias; que llega a ser continua si logramos incorporarla a ese trabajo.
  5. El amor a Jesús Abandonado que descubrimos en cada hermano necesitado de nuestro servicio, nos hace renunciar a nosotras mismas, tomar la propia cruz y experimentar la alegría del Resucitado.